“Nos están cobrando demasiados impuestos y prácticamente nos están robando en la cara”, dijo Marcos Amaya, activista de Make the Road New York durante una protesta en contra de Amazon, la tienda de ventas por Internet. La protesta se llevó a cabo en Court Square, Long Island City, Queens, en donde Amazon construirá sus oficinas centrales sobre una base de 4 millones de pies cuadrados.

Amaya se refirió a los subsidios que recibirá Amazon por 3,000 millones de dólares para que tenga su sede en Nueva York. Amazon dijo que creara más de 25,000 empleos y el salario promedio anual de los empleados será de $150, 000.

Esta demostración contra Amazon se sumó a otra que tuvo lugar en Herald Square Park del bajo Manhattan y a otros actos de protesta, incluyendo grafitis.

“Amazon no es bienvenido en Nueva York y necesitamos salir a vocalizar nuestro malestar con este proyecto. Le estamos regalando 3 billones de dólares a Jeff Bezos, su fundador”, dijo Donnelly  Rodríguez del Queens Democratic Socialist of America.

“Es un pésimo acuerdo para la ciudad y estamos en desacuerdo”, dijo Jimmy Van Bramer, concejal del distrito 26. Van Bramer también se refirió al proceso de desplazamiento de la clase trabajadora debido al incremento de las rentas y la canasta familiar.

Zack Lerner, director del New York Communities for Change, dijo que Amazon cuenta con el apoyo del gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio, “pero nosotros podemos influir en las políticas con nuestro poder numérico”.

Un grupo de activistas latinos de Make the Road New York sostenía una pancarta que decía que Amazon debe largarse porque trabaja con el Servicio de Inmigración (ICE) facilitando las deportaciones. El grupo también coreaba: “Amazon escucha, estamos en la lucha”.

Entre las organizaciones que protestaron contra Amazon también se encontraban The Retail, Wholesale and Department Store Union (RWDSU), UFCW y Vocal New York.

Danny Mendoza