Alemania campeó de la Confederaciones y México al cuarto puesto sin medalla y sin buen juego

Alemania campeó de la Confederaciones y México al cuarto puesto sin medalla y sin buen juego

En la entrega previa donde analizamos los aspectos técnicos a tener en cuenta para el partido entre Alemania y Chile por la  final de la Copa Confederaciones, destaqué “el que se equivoca pierde”. Y se equivocó Marcelo Díaz. Producto de su error llega el único gol del encuentro; cuando Chile hasta ese momento jugaba mejor y acorralaba a los alemanes contra su arco.

También destaqué los argumentos de esta joven escuadra alemana: “disciplina e historia”. Elementos a los que recurrió el equipo Teuton para aguantar el aluvión chileno en los primeros 20′ del partido. La historia futbolera alemana habla de jugar las finales con mucho aplomo, sabiendo esperar y meter puñaladas en lo más profundo de la defensa rival, con base a cambios de ritmo, diagonales y potencia física para minar las fuerzas del rival.

Cuando faltaban 15′ para el pitazo final, Chile salió a quemar todas las naves dando muestra de tener una reserva más de oxígeno. buscó adelantarse en el terreno de juego. Alemania, con frialdad y manejando los espacios se encargó de asfixiarlo, metiendo pases en profundidad con destino de gol.

Capítulo aparte lo del árbitro. Debió expulsar a Jara quien metió un codazo descalificador; (consulto el VAR/video, e hizo caso omiso al reglamento). Luego a poco del final en una jugada confusa debieron ver la roja Claudio Bravo y varios suplentes alemanes.

Aplausos de pie para la generación dorada de Chile. Alemania Campeón Copa Confederaciones Rusia 2018, Campeón Euro sub-21 2018 (venció en la final a España). La “historia” continua.

GABRIEL CORTEGGIANO logoMEXICO SIN MEDALLAS EN EL CUARTO PUESTO

Sin excusas. No hay que buscarlas donde no las hay. Cargar las tintas juzgando la decisión arbitral de consultar la tecnología, es no querer hacerse cargo de la realidad. México perdió 2-1 contra Portugal y una vez más mostró que tiene criterio para generar juego hacia los laterales, pero es muy deficiente cuando quiere jugar de manera vertical, penetrar.

En un partido chato, donde se prestaban el balón, Pepe en tiempo de descuento se encargó de “resucitar” a Portugal. No se puede regalar un córner sobre el final del partido y mucho menos dejar cabecear a un hombre tan peligroso como Pepe. Señor Osorio, ¿usted no lo estudio? y si lo hizo, ¿por qué no le aviso a la extrema defensa? Entonces déjese de ridiculeces y no se haga echar para justificar su error. Por favor, esto es juego de hombres, dejemos las babosadas.

México llego con peligro en los primeros minutos del tiempo extra; después desapareció ante esta versión “gris” portuguesa (vino y se fue de la Copa sin mostrar argumentos de campeón europeo). Portugal llega al triunfo mediante la ejecución de un pase bien proyectado, y sin necesidad de solicitar apoyo tecnológico. Terminaron con 10 hombres ambos equipos; lo de Osorio, bochornoso. Oscuro futuro para México en el próximo mundial si sigue transitando por esta senda. Al futbol se gana con goles, no con ilusiones, promesas o apariencias.

468