Adriano Espaillat llega al Congreso a ‘pelear por los latinos’

Adriano Espaillat llega al Congreso a ‘pelear por los latinos’

Por Adriano Espaillat  /  Congresista electo de Nueva York

El martes, 3 de enero, seré juramentado como el nuevo Congresista por el Distrito 13 de Nueva York, en el Auditorio del Centro de Visitantes del Capitolio de los Estados Unidos (CVC). El 29 de enero haremos otra ceremonia en la ciudad de Nueva York, especialmente para agradecer a los miles de electores que hicieron posible mi llegada al Congreso de los Estados Unidos, convirtiéndome en el primer político de origen dominicano en alcanzar este alto honor.

El Distrito Congresual 13, que ocupa mayormente Manhattan, incluye Central Harlem, East Harlem, Manhattanville, Morningside Heights, Hamilton Heights, Hudson Heights, Washington Heights, Inwood, y Marble Hill; y en El Bronx: Kingsbridge, Norwood, Bedford Park, Fordham, y University Heights.

Con el mismo tesón, compromiso y entusiasmo con que serví en la Legislatura Estatal de Nueva York durante casi 20 años, llego a la Cámara de Representantes para luchar por mejorar la calidad de vida de todos los residentes del Distrito 13, uno de los más diversos de Nueva York.

Desde mi primer día en la Legislatura Federal lucharé por la creación de zonas federales de mitigación de la gentrificación apoyadas por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, para proteger a los inquilinos contra el desplazamiento y proteger el carácter de nuestros vecindarios.

Nuestras comunidades han experimentado cambios históricos que han provocado aumentos vertiginosos en los alquileres, a un precio que ha sacado a muchas familias de las clases media y trabajadora  de los barrios que ellas ayudaron a construir. No pasa un día en el que no escuche de mis vecinos sobre lo difícil que es mantenerse en sus hogares, y este tipo de inseguridad en la vivienda es simplemente inaceptable.

También lucharé porque se implemente un crédito fiscal por cuidado infantil para ayudar a los padres de las clases media y trabajadora. Cuando se toma en cuenta el profundo impacto positivo que la inversión en el cuidado infantil tiene en la creación de familias fuertes, sin duda esta inversión resulta una ganga. Voy al Congreso a luchar para que se haga una fuerte expansión de los créditos fiscales por el cuidado infantil, de modo que sea asequible para un sinnúmero de neoyorquinos.

Otros temas por los que voy a luchar en el Congreso son la reducción de la violencia con armas de fuego y la detención del flujo de armas ilegales en la ciudad de Nueva York a través de la “Iron Pipeline” (ruta de tráfico de armas ilegales). Ya demasiadas tragedias han llevado el luto y el dolor a familias de todo el país. Tenemos la obligación moral de examinar cualquier medida que pudiera detenerlas.

Tengo la firme creencia de que la reforma migratoria es el tema de derechos civiles definitorio de nuestro tiempo, y nuestro sistema roto y arcaico ha infligido un sufrimiento inconmensurable a más de medio millón de inmigrantes indocumentados en la ciudad de Nueva York. En el Congreso voy a trabajar desde el primer día por una reforma migratoria verdadera, que ofrezca una vía a la ciudadanía, a fin de que los inmigrantes indocumentados puedan salir de las sombras y tener acceso al ‘Sueño Americano’.

Mi agenda legislativa incluye un plan de desarrollo económico para nuestras comunidades del Distrito 13, que incluye un salario justo para los trabajadores, y darles una mano a las pequeñas empresas mediante el aumento del acceso al capital, la concesión de subvenciones para la implementación de nueva tecnología, y exenciones de impuestos para la contratación de empleomanía local. Permitir que las pequeñas empresas crezcan y prosperen, elevará a las comunidades en su totalidad.

Voy a Washington a trabajar sin descanso por todos y cada uno de los residentes del Distrito Congresual 13. Será un honor servirles.

468