Adriano Espaillat jura como primer congresista de origen dominicano en EE.UU.

Adriano Espaillat jura como primer congresista de origen dominicano en EE.UU.

“Es un gran privilegio, no sólo por ser el primer dominicano en ser electo al Congreso de los Estados Unidos, sino por haber sido elegido por un colectivo de comunidades”, dijo Adriano Espaillat, de 61 años y quien ingresó a este país cuando era un niño, sin documentos para vivir o trabajar.

El congresista Espaillat ondeó la bandera de República Dominicana en el Capitolio de Washington y tomó posesión del cuarto 1630 que por cuatro décadas ocupó el congresista Charles Rangel. Espaillat trató en tres ocasiones de derrotar a Rangel para apoderarse del distrito congresional número 13 del alto Manhattan.

La juramentación de Adriano Espaillat, a la derecha de la segunda fila, en medio de los demas congresistas.

La juramentación de Adriano Espaillat, a la derecha de la segunda fila, en medio de los demas congresistas.

“Estamos aquí finalmente y me siento muy orgulloso de mi familia y comunidad latina”, dijo el congresista demócrata. Su sueldo es de 174,000 dólares al año y fue elegido por dos años. Cada dos años deberá buscar su reelección.

El congresista Espaillat fue por dos décadas asambleísta y senador del estado de Nueva York. Ahora es uno de los 115 nuevos congresistas de esta nación y dijo que luchará al lado de sus colegas demócratas, la minoría, para preservar el Obamacare y asegurar el futuro de los inmigrantes que reciben DACA y DAPA.

Además de haver sido indocumentado, el congresista Espaillat se declaró defensor de los inmigrantes y dijo ser un “latino de raíces africanas”.

Una nutrida delegación de dominicanos y latinos, incluyendo a su familia y amigos, viajó a Washington a presenciar la posesión de Adriano Espaillat como congresista de los Estados Unidos, un hecho histórico.

El congresista Espaillat nació en Santiago el 27 de septiembre de 1954 y es el bisnieto del expresidente dominicano Ulises Espaillat. En 1978 obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas en el Queens College. Es católico.

Un congreso cristiano

El Congreso estadounidense que asumió funciones el martes sigue siendo casi tan cristiano como en los años 60, aunque la proporción de adultos estadounidenses que se llaman cristianos ha disminuido, según el análisis del Pew Research Center.

Un informe del grupo no partidista dijo que el 91% de los legisladores en el 115 Congreso dominado por los republicanos se describieron como cristianos, ligeramente por debajo del 955 en el 87 Congreso en 1961 y 1962, los primeros años con datos comparables.

Por el contrario, la porción de adultos estadounidenses que se llaman cristianos cayó a 71% en 2014, dijo el informe de Pew. Mientras que Pew no tenía números para principio de los años 60, una encuesta de Gallup de esa vez encontró que el 93% de los estadounidenses se describió como cristiano.

“Lo más interesante es lo poco que el Congreso ha cambiado en las últimas décadas, especialmente en comparación con el público en general”, dijo Aleksandra Sandstrom, autor principal del informe, en una entrevista telefónica.

La mayor brecha entre el Congreso y otros estadounidenses fue entre aquellos que dijeron que no tienen religión. Sólo una legisladora, la representante demócrata Kyrsten Sinema de Arizona, se llamó religiosamente no afiliada. La encuesta de Pew encontró que el 23% de los estadounidenses se describieron de la misma manera.

La composición religiosa de los congresistas.

La composición religiosa de los congresistas. Fuente: Voa

El porcentaje de estadounidenses que no tienen religión ha crecido, pero la parte de los votantes que dijo en las encuestas de salida que no tienen religión es menor que la participación del público en general, dijo Greg Smith, un experto Pew en el paisaje religioso de los EE.UU.

“El poder político de ese grupo podría retardar su crecimiento en la población total”, dijo.

Entre los 293 republicanos elegidos para el nuevo Congreso, todos menos dos se identifican como cristianos. Los dos republicanos judíos -—Lee Zeldin de Nueva York y David Kustoff de Tennessee— sirven en la Cámara de Representantes.

Los 242 demócratas en el Congreso son 80% cristianos, pero ese lado del pasillo incluye 28 judíos, tres budistas, tres hindúes, dos musulmanes y un unitario universalista.

La proporción de protestantes en el Congreso ha caído al 56% hoy de 75% en 1961, mientras que la parte de los católicos en el Congreso ha aumentado a 31% de 19%.

La población estadounidense en 2014 era 46,5% protestante y 21% católica, mostró la encuesta de Pew. Voa

468