En el 2012 esta tienda abrió para ofrecer ropa, pero al poco tiempo pasó a vender vinos. “Mi amor por los buenos vinos lo traigo desde niño”, dijo Francisco Díaz, uno de los propietarios de Addictive Boutique Winery, ubicado a pocos pasos de la esquina de Northern Boulevard y la calle 87, en Jackson Heights, Queens.

Addictive Boutique Winery se especializa en traer vinos de pequeños viñedos de varias partes del mundo. Su colección más grande es de vinos españoles y ahora buscan traer vinos de México, Ecuador y Colombia. Venden vino Caballo Blanco de República Dominicana y China Drago’s Hollow de China, además de vinos argentinos, chilenos, franceses, italianos, peruanos y de Sudáfrica, entre otros.

Patrick Duong, de origen chino y vietnamita, es el socio de Díaz y encargado del mercadeo. “Desde que abrimos la tienda de vinos en noviembre del 2013 nos hemos preocupado en educar a los consumidores y así hacemos la diferencia”, dijo Duong. “El 50 por ciento de nuestra clientela es anglosajona y el otro 50 por ciento provienen de las minorías”.

Vinos Addictive Boutique Winery

Francisco Díaz y Patrick Duong en Addictive Boutique Winery de la calle 87 en Jackson Heighs, Queens. Foto Javier Castaño

Addictive Boutique Winery acomoda los vinos en estantes de madera y tiene degustaciones todos los viernes y sábados. También realizan cenas completas de cinco platos con 5 vinos diferentes en sociedad con restaurantes de la zona (maridaje). Además de promocionar el establecimiento en su página digital y en social media, este negocio recompensa a los clientes que compran más de 180 dólares con 15 dólares de descuento y una bolsa con el logo de Addictive Boutique Winery.

“Amo este negocio porque es el lugar en donde la comunidad se reúne a hablar de finca raíz, de películas y de la vida, sin ser un bar”, dijo Díaz. “Además, el vino es cada vez más popular en los Estados Unidos y en Queens están surgiendo este tipo de establecimientos especializados en vinos”.

Díaz agregó que la gente está cambiando de beber licores fuertes al vino con el fin de mejorar la salud. “Los hombres pueden beber hasta tres copas al día y las mujeres dos… “, dijo Duong mientras servía una copa de Yllera 5 rosado de la zona de Castilla y León en España. En el fondo de la tienda, Díaz convencía a una pareja de latinos que llevara dos botellas de vino para calentar una noche fría. Salieron con las dos botellas en la mano después de pagar más de 30 dólares. El vino también invita al amor.

Esta tienda abre todos los días y la degustación de vinos los viernes y sábados es de 6:30 a 9:30 de la noche. Los precios oscilan entre 9 a 300 dólares la botella. Dirección: 32-62 87th Street. Teléfono: (718) 899-8666.