Abogado Schwitzer obtiene millonaria compensación para inmigrante

Abogado Schwitzer obtiene millonaria compensación para inmigrante

Un jurado de la corte ordenó compensar con 9.5 millones de dólares a una joven inmigrante, luego de ser embestida por un autobús escolar cuando se disponía a cruzar la calle.

De acuerdo con los reportes de la corte, Alla Myndar,  de 27 años, fue golpeada por un autobús de la empresa Varsity Bus Company, en abril de 2014 en momentos en que se dirigía a realizar sus compras en el supermercado en las inmediaciones de la Avenida Benson y la calle 20, en Brooklyn.

La joven fue trasladada al hospital Lutheran para ser atendida por las heridas sufridas en la espalda, brazos y la cabeza. Según el testimonio de Myndar, el accidente la obligó a recorrer por muchos años diversos consultorios médicos, terapistas e incluso especialistas para el control del dolor.

El abogado William Schwitzer explicó durante casi seis semanas que duró el juicio en la corte de Brooklyn, que las heridas sufridas por su cliente se debieron al severo golpe propinado por el autobús escolar, por lo que su cliente tendría que ser compensada por una suma considerable. Schwitzer y su equipo litigante presentaron una larga lista de doctores y especialistas que demostraron los efectos causados por el accidente, así como las dolencias de Myndar por el resto de su vida.

Los abogados defensores insistieron en señalar que los dolores y heridas de la joven Myndar estaban relacionados a sus actividades deportivas. La defensa intentó demostrar a través de sus expertos médicos que las heridas sufridas por la demandante eran insignificantes y nada tenían que ver con el accidente.

Luego de dos días de intensos debates, el jurado deliberó a favor de la joven ucraniana, quien deberá recibir una compensación de 9.5 millones de dólares. El juicio se llevó a cabo en presencia del juez Allyson Avilla.

Schwitzer dijo al final del juicio que “los accidentes ocurren y hay que estar dispuestos a pelear en la corte por los derechos de la víctimas que pueden sufrir de por vida”.

Exhortó a la comunidad inmigrante a no quedarse callada y luchar por sus derechos tanto en su sitios de trabajo, como en el lugar en donde residen.

Para mayor información puede comunicarse con Dámaso González al 646-620-2390

468

Deja un comentario