Abogada Ana María Bazán: cómo obtener la residencia permanente

Abogada Ana María Bazán: cómo obtener la residencia permanente

Por la abogada Ana María Bazán

El objetivo de llegar a tener residencia permanente en los Estados Unidos tiene multiplicidad de caminos, algunos más comunes que otros. Uno de estos puede ser el suyo.

Por medio de una petición familiar o matrimonio. Tanto los residentes como los ciudadanos americanos pueden pedir a sus familiares para la residencia permanente. Los residentes pueden pedir a sus familiares bajo ciertas categorías: cónyuges y/o hijos solteros. Los ciudadanos pueden pedir a su conyugue, e hijos solteros o casados, también a sus padres y hermanos.

Por medio del perdón provisional (I-601A). Los indocumentados que entraron ilegalmente o están acumulando presencia ilegal en Estados Unidos pueden pedir el perdón provisional para obtener residencia, siempre y cuando tengan algún pariente residente o ciudadano estadounidense que los pida o cualquier aprobación de otra clase como de empleador o de lotería de visas. Es esencial que prueben sufrimiento extremo para el familiar residente o ciudadano estadounidense para que le otorguen el perdón.

Por medio de la Visa U. Los indocumentados que han sido víctimas de ciertos crímenes en los Estados Unidos y que hayan cooperado con las autoridades pueden llegar a tener una visa U y luego la residencia permanente. No importa que hayan ingresado con o sin visa a los Estados Unidos. Para este proceso la Policía, la Fiscalía u otra autoridad tienen que certificar la cooperación de la víctima. El solicitante puede incluir en su solicitud a su conyugue o hijos menores de 21 años. Después de 3 años, todos pueden solicitar residencia permanente.

Por medio de la ley contra el abuso doméstico. La Ley en contra de la Violencia Domestica (VAWA, por sus siglas en inglés) permite que conyugues, padres e hijos indocumentados de ciudadanos o residentes víctimas de maltrato físico y/o psicológico (crueldad extrema) regularicen su estatus legal y eventualmente obtengan una residencia. Esta ley le aplica a mujeres y a hombres por igual. No necesita a la persona abusadora para procesar esta clase de caso.

Por medio de una petición de asilo. Estados Unidos otorga asilo a extranjeros que en sus países de origen han sufrido o temen sufrir persecución y sus vidas corren peligro bajo 5 categorías: pensamiento político, membrecía en un grupo social (orientación sexual o violencia domestica entre otros), religión, nacionalidad y raza. El proceso se debe iniciar dentro del año de llegada. Después de un año como asilado, puede tramitarse la residencia permanente.

Por medio de la Sección 245(i) de la ley de inmigración. Permite que residentes y ciudadanos o empleadores reclamen familiares o trabajadores indocumentados dentro de Estados Unidos, para que reciban la residencia atravez de la protección de la ley 245(i) solo si sometieron una solicitud de un familiar o empleador antes del 30 de abril del 2001 con presencia física en estados unidos el 20 de diciembre del 2000 o sometieron la solicitud antes de enero 14 de 1998. La ley perdona el hecho de que ingresaron ilegal o si acumularon presencia ilegal.

Por medio de abuso, negligencia o abandono de un padre o madre de un Joven menor de 21. Si usted tiene menos de 21 años y ha sido golpeado, maltratado o abandonado por su madre o padre en EE. UU o en su País de origen, se puede pedir así mismo, y eventualmente obtener una residencia. La definición de maltrato es muy amplia, muchas personas han sido golpeadas por sus padres ya sea con correazos o chanclas o palos o solo la mano, jalones de pelo o empujones y bofetadas, todo cuenta. Si es que su padre o madre lo abandonó y nunca más se preocupó por mantenerlo económicamente y ni siquiera le habló por muchos años usted puede ser víctima de abandono. Debe hacerlo antes de cumplir 21 años.