AARP felicita a la ciudad por nuevas leyes que apoyan a los cuidadores remunerados y no remunerados

AARP felicita a la ciudad por nuevas leyes que apoyan a los cuidadores remunerados y no remunerados

El alcalde promulga dos proyectos de ley para abordar la crisis inminente de los cuidadores de la ciudad —donde reside un creciente número de adultos mayores— al evaluar las necesidades y desarrollar planes que ayuden a los cuidadores remunerados y no remunerados

AARP Nueva York felicitó esta semana al alcalde Bill de Blasio por promulgar dos proyectos de ley que dan pasos importantes hacia el apoyo de los cuidadores remunerados y no remunerados en la ciudad de Nueva York, donde reside un creciente número de adultos mayores.

La promulgación de las leyes 1081-A  y 1084 —las cuales, respectivamente, requieren que el Departamento para Personas Mayores (DFTA) realice una encuesta con el fin de identificar las necesidades de los cuidadores no remunerados y desarrollar un plan integral que incluya recomendaciones para abordar esas necesidades, al igual que establecer una nueva División de cuidado remunerado dentro de la Oficina de Estándares Laborales— representa pasos significativos hacia el aumento de la ayuda para el servicio valioso y compasivo que los cuidadores les brindan a los neoyorquinos mayores.

Cada día, casi 10,000 personas en Estados Unidos cumplen 65 años. Se estima que en la ciudad de Nueva York la población de personas mayores de 65 años aumente de un 13% actualmente a un 16% para el 2030. Pero aunque la cantidad de personas que necesiten cuidados aumentará a medida que la población envejece, el número de posibles cuidadores disminuirá. Los cuidadores familiares no remunerados en la ciudad ya brindan alrededor de $13,000 millones en cuidados anualmente.

“AARP Nueva York les agradece al alcalde de Blasio, a la portavoz Mark-Viverito y al Concejo Municipal por los pasos que tomaron con estas dos nuevas leyes para abordar la crisis inminente en la prestación de cuidados”, dijo Chris Widelo, subdirector estatal de AARP para la ciudad de Nueva York. “Se necesitan nuevas soluciones para lidiar con la creciente demanda de cuidados en combinación con la reducción del número de posibles cuidadores que brinden apoyo y servicios a largo plazo.  Con estas nuevas leyes, la ciudad está dando un paso hacia mejorar el apoyo de los cuidadores remunerados y no remunerados, y a su vez apoyar al número creciente de residentes que necesitan cuidados”.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York

468