AARP da bienvenida a medida fiscal del gobernador Cuomo que favorece a clase media

AARP da bienvenida a medida fiscal del gobernador Cuomo que favorece a clase media

Unos 32,000 propietarios mayores de la clase media en la ciudad de Nueva York ahora reúnen los requisitos para recibir reducciones en sus impuestos sobre la propiedad, gracias a la legislación promulgada por el gobernador Andrew Cuomo.

AARP aplaudió hoy al gobernador y a los proponentes del proyecto de ley, la senadora Diane Savino y el asambleísta Brian Kavanagh.

La nueva ley (S4628A/A7463A) aumenta el umbral de ingresos de los propietarios de 65 años o más para tener derecho a inscribirse en programas que congelen sus impuestos sobre la propiedad; esto posiblemente les permitirá ahorrar hasta $1,750 al año.

Ahora, aquellas personas con ingresos anuales de hasta $58,400 -un aumento del umbral anterior de $37,400- tienen derecho a participar en los programas Senior Citizen Homeowners’ Exemption (SCHE, Exención para Propietarios de la Tercera Edad) y Disability Homeowners’ Exemption (DHE, Exención para Propietarios Discapacitados).

“Las viviendas asequibles son la clave para mantener la ciudad de Nueva York accesible para todas las edades, y tanto los propietarios como los inquilinos enfrentan obstáculos para pagar los costos de vivienda”, dijo Beth Finkel, directora estatal de AARP Nueva York. “Para muchos propietarios mayores de la clase media, especialmente para aquellos con ingresos fijos, los aumentos en los impuestos sobre la propiedad pueden hacer que sus hogares tengan un costo prohibitivo. AARP les da las gracias al gobernador Cuomo, a la senadora Savino, al asambleísta Kavanagh y a la legislatura por haber abordado este asunto”.

La última vez que se aumentó el umbral de ingresos de los dos programas fue hace 11 años. Actualmente, 57,000 propietarios residentes de la ciudad están inscritos en los programas SCHE o DHE.

“Nuestras personas mayores y discapacitadas en Nueva York, que viven de ingresos fijos, merecen vivir en sus comunidades sin el temor de perder sus hogares”, dijo la senadora Diane Savino (Staten Island). “Muchos de nuestros ciudadanos mayores eligen envejecer en los mismos vecindarios donde criaron a sus familias, trabajaron y disfrutaron a lo largo de sus vidas. Los programas SCHE y DHE brindarán ahorros considerables en los impuestos sobre la propiedad para estos residentes de la ciudad de Nueva York, y le agradezco a AARP su apoyo constante en la defensa de estas propuestas tan importantes para mejorar las vidas de nuestros ciudadanos mayores”.

“Las reducciones en los impuestos sobre la propiedad para las personas mayores o discapacitadas dueñas de sus hogares es un paso importante hacia adelante en nuestros esfuerzos para asegurar que nuestras comunidades sean asequibles”, dijo el asambleísta Brian Kavanagh (Manhattan). “Esta ley ayudará a miles de residentes de la ciudad a permanecer en sus hogares y sus vecindarios. Le doy las gracias a la senadora Savino, al alcalde de Blasio, al presidente de la Asamblea Heastie, al gobernador Cuomo, a nuestros colegas de ambos partidos en el Gobierno, y a todos los defensores, personas mayores y personas con discapacidades que apoyaron esta legislación tan importante”.

Según una encuesta de AARP/Siena College el año pasado, los costos de vivienda “afectan gravemente” la condición económica del 72% de los residentes de la ciudad de las generaciones Boomer y X, mientras que un enorme 89% afirma que la disponibilidad de viviendas asequibles es un “problema significativo”.

El ingreso medio de la ciudad ha disminuido desde el último aumento del umbral de ingresos de los programas SCHE y DHE en el año 2006, mientras que el costo de vida para muchos ha aumentado a un ritmo constante.

Además, la gran mayoría de los residentes mayores de la ciudad viven con ingresos fijos, y los beneficios tales como el Seguro Social casi no se han aumentado en los últimos diez años.

La ley entrará en vigor poco después de que el Concejo de la ciudad de Nueva York apruebe legislación para permitir los niveles mayores de ingresos. El alcalde de Blasio apoya el plan y lo incluyó en su presupuesto ejecutivo.

Los posibles beneficiarios tendrán 120 días después de que la ciudad promulgue su legislación para solicitar los beneficios del programa para este año. Las solicitudes de aquellos que las presentaron este año pero fueron denegadas se volverán a procesar para comprobar si cumplen los requisitos. Si un residente que reúne los requisitos ya pagó sus impuestos, el Departamento de Finanzas de la ciudad les otorgará un crédito.

La nueva ley permitirá que miles de residentes de la ciudad permanezcan en los hogares y las comunidades que aman.

SCHE/DHE hasta los $58,400

 Escala de ingresos

Reducción

$57,500 – $58,400

5%

$56,600 – $57,499

10%

$55,700 – $56,599

15%

$54,800 – $55,699

20%

$53,900 – $54,799

25%

$53,000 – $53,899

30%

$52,000 – $52,999

35%

$50,100 – $51,999

40%

$50,001 – $50,999

45%

$0 – $50,000

50%

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York

468

Deja un comentario